La historia
de un legado

1954
La historia<br> de un legado

De Alemania
a Barcelona

La historia<br> de un legado

Llegué a las 11 horas,
el 11 del 11 de 1954

La nuestra es una historia que se remonta a 1954 con un largo viaje en tren desde Wasserburg am Inn a Barcelona. Era la travesía de Michael Schara, un maestro charcutero, que se labró su propio camino en el extranjero con saber hacer y pasión por el oficio. Con medios limitados y alejado de sus seres queridos, lo que empezó como un proyecto personal se ha convertido en una empresa familiar de tres generaciones dedicada a elaborar las mejores salchichas y embutidos siguiendo recetas tradicionales alemanas.

Desde la humildad y lejos de casa, Michael Schara se forjó un futuro con pasión por el oficio y saber hacer.

La historia<br> de un legado

“María, quizá algún día esto se convierta en algo…”

Con estas palabras esperanzadas y premonitorias enviadas en una carta de Michael Schara a su esposa, comenzaba la historia de SCHARA. Nuestro fundador llegó a Barcelona con el reto de instaurar una nueva cultura alimentaria en España: productos, embutidos y elaborados cárnicos cocidos típicos del centro de Europa. Años de esfuerzo han movido este proyecto familiar, desde sus humildes inicios en una pequeña tienda de charcutería, a la empresa y marca de salchichas de calidad que es hoy en día.

Un sueño que se acabó convirtiendo en el referente de las salchichas de calidad no sólo en Barcelona, sino en España en general.

Las etapas

de nuestro camino

1954
La llegada

Ex-cocinero y Maestro Charcutero diplomado alemán, Michael Schara, llegaba a la Estación de Francia de Barcelona desde Wasserburg am Inn, Baviera. Allí, tras años difíciles de postguerra, dejaba a su mujer e hijos a la espera de asentarse en un nuevo entorno. Su esperanza, poder emprender un nuevo reto profesional y personal. Michael todavía lo desconocía por completo, pero este viaje cambiaría su vida, la de su familia y la de muchas personas más, que hoy escribimos esta – nuestra – historia.

1955
Primer obrador

Pocos meses después de su llegada y tras persistir en su destino en la cálida Barcelona, su sueño cobraba fuerza. A través de contactos en la comunidad alemana en Barcelona, Michael hizo valer su titulación para lograr unos pocos fondos necesarios y así iniciar su actividad en un pequeño obrador en Montcada, a las afueras de la ciudad. La visión y creencia en sí mismo, plasmadas en sus cartas a su esposa, nunca le dejaron de lado. Fue un luchador apasionado de su oficio y convencido de poder ofrecer un futuro mejor a su familia.

Nace SCHARA Klassik 1955

La primera receta propia de Michael Schara. La salchicha más emblemática de la marca: elaborada artesanalmente en tripa natural y de sabor inconfundible. Preparada al baño maría – tal y como se estila en Alemania –  su característico “knack” al morder, ha cautivado a los consumidores de SCHARA desde sus inicios.

Una familia unida

Michael tuvo que invertir sus primeros ingresos en el trabajo, comprando herramientas y materia prima. No obstante, siempre intentó ahorrar un poco para poder reunir a la familia. Finalmente, después de un año y medio sin su familia, pudo traer a su esposa, Maria Schara, y a sus dos hijos Charlotte y Michael , de 6 y 3 años, respectivamente, a Barcelona.

1956
De bicicleta a furgoneta

La compra de la primera furgoneta de reparto, una Renault (matrícula B61600), se vive como un gran acontecimiento en la familia: con ella, podrían servir a muchos más clientes, ya que hasta entonces todos los repartos se realizaban en bicicleta.


1958
Nuevos clientes

En este año se documenta el envío de productos a Cádiz e Ibiza. Se expandían los límites del mercado, ya que significaban los primeros clientes fuera de Cataluña.

La tienda

Michael Schara no dejó pasar la oportunidad de comprar y abrir una tocinería en el barrio de Sant Gervasi. Por aquel entonces, ése era el barrio que registraba el mayor índice de ciudadanos de origen alemán en Barcelona y, por lo tanto, el mercado natural donde mejor establecerse.

1960
Nace SCHARA El Artesano

El Artesano es la primera variante de la receta original de SCHARA Klassik, pensada y adaptada a los usos y costumbres del consumidor local, que desconocía la preparación al baño maría y solía calentar las salchichas a la brasa o en sartén.

1962
Dos en Uno

Se unen el Obrador y la Tienda. En este año la charcutería pasó a tener un obrador propio y a prescindir de las instalaciones a las afueras de la ciudad. Por fin, se consiguió unificar todo el negocio.

Primera Feria

SCHARA participó por primera vez en 1962 en la Feria Internacional de Muestras de Barcelona, lo que les permitió darse a conocer y desarrollar aspectos clave, como establecer nuevos contactos y presentar novedades, entre otros.

1971
SCHARA en el supermercado

En este año se sirvió por primera vez un pedido a una cadena de supermercados: el producto envasado a granel encontró así salida a mayor escala gracias a los nuevos canales de venta. Desde entonces esta vía de distribución ha tomado gran relevancia para la marca.

1973
El hijo se incorpora al negocio

Michael H.G. Schara empezó a combinar sus estudios de Administración y Dirección de Empresas con el trabajo en la tienda y consiguió sus primeras operaciones comerciales con cadenas de supermercados.

Primera fábrica

Gracias a los acuerdos comerciales conseguidos, el obrador se empezaba a quedar pequeño y se compró la primera fábrica situada en el barrio de Sant Andreu. Esta adquisición fue ya proyecto del propio Michael H.G. Schara (hijo).

1975
Ampliación de la tienda

El traspaso del obrador a la nueva fábrica permitió asimismo reformar la tienda y ampliarla para atender a una creciente clientela local que apreciaba la gran calidad y sabor de nuestro surtido.

1977
De granel a envasado

Adquisición de la primera línea de envasado automático. Una mejora en procesos que resultó básica para alcanzar una mejor conservación del producto y que derivó en un mayor número de acuerdos comerciales. Por primera vez, se pudo enfocar la estrategia comercial a acuerdos de marca (sin producto a granel) y de expansión.

1978
Feria Alimentaria

Para SCHARA el aspecto comercial era capital para el éxito futuro. Por ello, se llevó en 1978 se llevó a cabo la primera participación en la gran Feria Alimentaria (en su 2ª edición). Desde entonces, la empresa ha estado presente en todas las ediciones siguientes de este encuentro del gran consumo alimentario.

1980
25º aniversario

Celebración del 25º aniversario de la empresa. Se creó un diseño y un comunicado de agradecimiento y compromiso especial para la ocasión con tal de “seguir haciéndonos acreedores de su confianza”.

1984
Productos “Línea Violeta”

SCHARA innovó con la primera gama de productos cárnicos bajos en grasas: la llamada, “Línea Violeta”, que reclamaba ser la alternativa con más proteínas y menos grasas.

1987
El tándem perfecto con Ana Batlle

Ana Batlle, mano derecha y esposa de Michael H.G. Schara, se incorporó a la empresa familiar. Su responsabilidad recayó en la organización de la operativa empresarial, pasando a actuar a partir de entonces como Directora General adjunta.

Nuevas oficinas comerciales en Sant Andreu

Con la incorporación de España en la UE en 1986 SCHARA distribuyó también productos alimentarios de importación del resto de Europa. El lógico desarrollo de la empresa motiva el desdoblamiento de instalaciones y una actividad comercial más amplia. La Charcutería Alemana Comercial queda constituida como empresa distribuidora de los productos.

1988
Adiós a la Tienda

El nuevo rumbo  empresarial, enfocado al crecimiento en las cadenas de supermercados marcó el cierre de la icónica charcutería de Sant Gervasi. El fin de una etapa.

1989
2ª Planta de Producción

La empresa adquirió unas instalaciones de fabricación en Sant Fruitós de Bages (Manresa) para complementar su producción de la fábrica de Sant Andreu.

1994
Nueva sede en Mercabarna

Tras varios años divididos en diferentes oficinas y fábricas, SCHARA consiguió unificar su sede y su planta de producción principal en una sola nave dentro del polígono industrial de Mercabarna (Barcelona).

1997
Gracias, Maria

Falleció la esposa del fundador, Maria Schara. Muchos fueron los años que, tanto ella como su marido, continuaron visitando la fábrica y participando en el día a día de la empresa, aunque solo fuera por estar con su gente. Su incuestionable relevancia en el proyecto y su continua vinculación siempre fueron fuente de inspiración interna.

1998
Alguien en Algo en Algún sitio

La dinámica del mercado y la competitividad del sector marcaron un nuevo rumbo en la estrategia empresarial. Los productos de importación dejaron de ser un activo para la empresa y SCHARA empezó a perseguir una filosofía clara de diferenciación y concentración de recursos. El objetivo, subrayado fuertemente: ser marca de referencia y líder en Salchichas de Calidad en territorio español.

2000
Paquetes para dos

SCHARA se había convertido en marca pionera de los paquetes de 2 salchichas: “Sabores para compartir” irrumpió en el mercado como una novedad absoluta, donde los packs de 5 o 6 salchichas predominaban. Los nuevos estilos de vida, la mejor conservación y las preferencias personales por uno u otro tipo de salchicha fueron argumentos clave y factores de éxito de este formato. Desde ese momento, cada vez son más los fabricantes que han buscado acercarse a esta propuesta.

2004
Un legado eterno

El 30 de septiembre de 2004 falleció el maestro y fundador Michael Schara a los 87 años de edad. Cierto es que el relevo generacional empresarial se había gestado ya varios años atrás, pero su fallecimiento marcó no sólo a la familia, sino también a los colaboradores y amigos de muchos años. El legado de lo que, “un día”, él había creado de la nada, fue su orgullo eterno.

2006
La Milanesa

SCHARA adquiere la empresa La Milanesa SA, dedicada a mortadelas y especialidades cárnicas catalanas. Una adquisición estratégica y que ampliaba la fuerza comercial del grupo.

2008
Gama Bío

Por nuestro propio compromiso con la máxima calidad y con la creciente preocupación del consumidor por el origen y trazabilidad de la carne, SCHARA lanzó su nueva línea ecológica de manera certificada. Los mejores productos SCHARA Frankfurt y Bratwurst, desde entonces, disponibles también en su versión aún más natural.

2010
En honor a los orígenes

SCHARA retornó a sus orígenes con la presencia de un punto SCHARA en el emblemático mercado de La Boquería en Barcelona. Por un lado, abrir esta parada evocaba los orígenes de la empresa y, por el otro, se convirtió en el escaparate perfecto para entablar una mayor relación con el consumidor final.

Tercera Generación

La integración de Sabine Schara Batlle, nieta del fundador, representa la entrada de la tercera generación familiar en la empresa. Sus estudios en empresariales y su experiencia en multinacionales fortalecen de inmediato el área de desarrollo de negocio. 

2013
Maestra Charcutera

Para complementar su educación en empresariales y, sobre todo, con tal de aumentar sus conocimientos del oficio, Sabine Schara se forma en la localidad bávara de Landshut, Alemania. Allí, como su abuelo en su día, recibe el título de Maestra Charcutera alemana.

2014
Presidencia de FECIC y CONFECARNE

Por aclamación unánime, Michael HG Schara es propuesto y nombrado presidente de la Federació Catalana de les Indústries de la Carn (FECIC) y de la Confederación de Organizaciones empresariales del Sector Cárnico de España (CONFECARNE), cargos que ostentó 2016. Estos puestos representativos demuestran un enorme reconocimiento y respeto profesional a la trayectoria y saber hacer de él mismo y de la empresa familiar. 

2016
Mejor SIN

De manera pionera en la categoría a nivel español, las recetas de producto SCHARA se definen libres de glutamato. Previamente ya se habían declarado también libres de lactosa y de todo tipo de alérgenos, al igual que libres de aditivos o espesantes superfluos. El objetivo, alcanzar la mayor pureza de formulación.

2018
Nace SCHARA con Emmental

La (pen)última adición al surtido de salchichas es la exquisita salchicha ahumada con dados del auténtico queso alpino emmental. Es acogida con éxito en la distribución por su calidad, su especial sabor a queso fundido y su receta sin lactosa.

Ya son más de 18 variedades de salchichas, de recetas artesanas originales, clásicas, ecológicas, regionales o de creación especial.

2019
Humo limpio

Desde este año somos la primera empresa española dentro de la coalición internacional Clean Smoke y, por tanto, la primera empresa en territorio nacional en aplicar la “mejor técnica al alcance” en materia de ahumación. Esto garantiza que toda nuestra gama de productos ahumados mejoren en calidad intrínseca y en sabor, ya que el “humo se limpia antes de que entre en contacto con los alimentos y, por lo tanto, está libre de aditivos nocivos tales como ceniza, alquitrán y los hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP)”. Un orgullo ser pioneros en este método productivo, en favor de mayor sabor, más pureza, menor contaminación y más protección de recursos.