Le informamos que con el fin de ofrecer un mejor servicio, este sitio web utiliza cookies.
Si continua navegando acepta implícitamente el uso de las mismas. Más información.
Aceptar Cancelar
FAQS
Preguntas frecuentes
Leer más
¿Dónde se hacen los productos SCHARA?
SCHARA es una marca y empresa familiar fundada en Barcelona en 1955 por el maestro charcutero alemán, Michael Schara, y todos nuestros productos se elaboran aquí.

Con sus conocimientos de charcutero, Michael Schara fue pionero en introducir productos emblemáticos y típicos de Alemania en el mercado local. Es así como nace todo nuestro surtido y, con ello, las originales recetas de todas nuestras salchichas y demás productos de alta charcutería.

Nuestra empresa tiene a día de hoy 3 fábricas de producción en la provincia de Barcelona, siendo Mercabarna nuestro enclave principal, tanto productivo como de oficinas.

Si tienes más curiosidad sobre nuestros orígenes y nuestra historia, te invitamos a descubrirla en el apartado CONOCE SCHARA.


Leer más
¿Dónde puedo comprar productos de marca SCHARA?
SCHARA tiene una gran presencia en la mayoría de cadenas de supermercados de Cataluña, así como a nivel nacional.

Siendo Barcelona nuestra ciudad de origen, es en Cataluña donde encontrarás normalmente el surtido más amplio en tu supermercado de confianza.

También podrás encontrar nuestros productos de charcutería en una gran cantidad de comercios tradicionales, tales como paradas de mercado o tiendas de charcutería especializada.

De reciente incorporación dentro de nuestra propuesta comercial, destacamos asimismo nuestros Puntos SCHARA. Éstos son espacios exclusivos de la marca, normalmente ubicados en supermercados, donde encontrarás un surtido completo y variado.

El primer Punto SCHARA destaca por su formato único (es un establecimiento propio), puesto que está ubicado en el Mercado de St. Josep (La Boqueria) de Barcelona y simboliza no solo la puesta en escena de un concepto de variedad de surtido, cercanía y de degustación, sino que es una vuelta a los orígenes de nuestra empresa. ¡No pierdas la oportunidad de venir a visitarnos!

Si quieres saber más sobre nuestros Puntos SCHARA, te recomendamos visitar la sección en nuestra web.
Leer más
¿Elabora SCHARA productos con carne de ave (pollo/pavo) o de vacuno?
Hasta la fecha, en SCHARA únicamente elaboramos carne de cerdo 100%. No disponemos de producto elaborado con carnes de otras especies animales.

Además, toda la carne procesada en nuestras fábricas es de origen nacional, primando para nosotros la calidad de la misma, así como su proximidad y frescura.

Actualmente, cada día nos aprovisionamos de carne fresca proveniente de mataderos y salas de despiece de Cataluña.
Leer más
¿De qué están hechas las salchichas?
Las salchichas cocidas originales del norte de Europa son embutidos realizados a partir de carne magra, grasa, agua, especias y unos aditivos específicos (los mínimos pero imprescindibles para asegurar la mejor conservación del producto final).

Según el tipo de salchicha (¡tan sólo en SCHARA tenemos más de 15 tipos diferentes de SCHARA Salchichas!), se trata de una pasta emulsionada que varía en finura según su receta. Por ejemplo, hablamos de pasta fina cuando dicha pasta de carne picada y sus complementos son tan finos como una masa de pastel. En cambio, existen otros tipos de salchichas que pueden tener una pasta más gruesa o granulada (por ejemplo, las butifarras).

SCHARA utiliza la mejor materia prima cárnica para todas sus salchichas, elaborándolas siempre con carne magra de máxima calidad. Te recomendamos leer nuestro apartado ESTO SÍ SON SALCHICHAS en el cual destacamos la gran diferencia de nuestros productos a nivel cualitativo.

Dicho esto, aprovechamos este espacio para destacar lo siguiente:
Cualquiera de nuestros productos está elaborado en primer lugar, según recetas originales de nuestro Maetro charcutero alemán.
Asimismo, nos proveemos de la mejor materia prima de la región (sólo de mataderos nacionales y de proximidad) y prescindimos de cualquier carne de segunda o tercera categoría. A su vez, apostamos por una elaboración artesanal y defendemos la pureza del producto, prescindiendo al máximo de aditivos innecesarios muy comúnmente utilizados en la industria cárnica y que no siempre son beneficiosos para nuestro sistema digestivo.

La combinación de todo ello hace que las SCHARA Salchichas tengan un sabor único y especial dentro de nuestra filosofía de máxima calidad.
Leer más
A mí siempre me han dicho que las salchichas están hechas con restos o despojos de carne...
Las recetas originales de salchichas, según tradición alemana, destacan y remarcan tanto el tipo como la calidad de la carne (magro y grasa) a utilizar para cada tipo de salchicha. Así es como elaboramos en SCHARA todos nuestros productos: seleccionamos específicamente cada tipo de carne para cada producto y así conseguimos ofrecer el máximo sabor y calidad final. Además, el contenido cárnico es elevadísimo, llegando a 97% de contenido cárnico en algunas SCHARA Salchichas y siempre manteniéndonos por encima del 75%. Es decir, NO complementamos nuestras salchichas con ingredientes innecesarios (aditivos, espesantes, colorantes, texturizantes, etc.) para obtener un producto de aspecto similar, pero de menor coste y, por ende, menor calidad.

Desafortunadamente, la gran mayoría de empresas de nuestro sector se ha aprovechado de la inocencia del consumidor, abaratando el producto al máximo y bajando calidades consecuentemente provocando así, que productos como las salchichas u otros embutidos procesados (mortadelas u otros fiambres), lleguen a desprestigiarse y a calificarse como comida de baja/mala calidad.

¿Cómo se ha hecho esto? Principalmente por tres vías:
En primer lugar, se ha prescindido de la calidad de la carne, utilizando como base cárnica principal carne llamada CSM (carne separada mecánicamente). La definición de este tipo de carne se encuentra en cualquier buscador de internet y básicamente viene a ser restos de carne que se arranca de la carcasa del hueso, perdiendo así toda la fibra y calidad del músculo de la carne. Además, como esto se hace en grandes máquinas de deshuesado, suele no solo llevar carne, sino también, tejido conjuntivo del animal, tendones y cartílagos, o - incluso - astillas de huesos. Esto, para empezar, nada tiene que ver con carne de calidad.
En segundo lugar, no solamente se utilizan carnes de baja calidad, sino también POCA carne. Es decir, el porcentaje total de contenido cárnico en salchichas o mortadelas se encuentra en la gran mayoría de veces entre un 35 y un 55%.
En tercer lugar, y como consecuencia de los dos anteriores, muchos fabricantes tienen que utilizar una gran cantidad de ingredientes complementarios y aditivos para darle sabor, color, aroma, forma y textura de carne a un producto que casi ni debería llevar el nombre de "cárnico". Por tanto la lista de ingredientes, aparte de ser interminable, se convierte en una enumeración de muchos componentes que bien poco tienen que ver con la carne (por ejemplo, la fécula de patata) o son alérgenos (lecitina de soja, proteína de leche, etc.) o son aditivos químicos más allá de ejercer funciones básicas para la óptima conservación del producto cárnico.

Dicho esto.... lamentablemente, sí. Muchas salchichas en el mercado (y otros elaborados cárnicos) están hechos con muy baja calidad cárnica.

No obstante, esto es inconcebible para nuestra política de calidad y filosofía de empresa.
SCHARA ha defendido, defiende y defenderá siempre la máxima calidad y artesanía de la charcutería. Siempre elaboramos bajo el mismo prisma. Si no es calidad, no es SCHARA.

Es más, nuestra apuesta por la calidad es una afirmación interiorizada en nuestra empresa desde su fundación. Una de las célebres frases de nuestro fundador siempre fue:
"Es su derecho como consumidor esperar algo extraordinario de productos de calidad Michael SCHARA." (Michael Schara, años 1950s)

Leer más
¿Qué alérgenos llevan las SCHARA Salchichas?
Las SCHARA Salchichas, son productos de máxima calidad.

Muchos de los alérgenos presentes en productos cárnicos son consecuencia de políticas de baja calidad de producto, ya que en la industria cárnica se utilizan principalmente para complementar los bajos porcentajes de carne y de proteínas, con el objetivo de cumplir la misión de bajar costes productivos y de materias primas. Por tanto, estos componentes suelen ser ingredientes espesantes, texturizantes, saborizantes y gomas que contienen alérgenos tales como el gluten, la leche y sus derivados, el apio, etc.

En SCHARA, dichos componentes están fuera de nuestras recetas y fórmulas, persiguiendo nuestra política de máxima calidad. Es por ello que todas las SCHARA Salchichas son SIN GLUTEN, SIN LECHE NI SUS DERIVADOS y SIN SOJA.

Alguna SCHARA Salchicha puede llevar algún alérgeno, debido a su receta original, como por ejemplo, la mostaza. No obstante, en tal caso, siempre queda visiblemente identificado en la lista de ingredientes del producto.

Para estos posibles alérgenos, tenemos unos procesos productivos establecidos que garantizan que el resto de productos sean libres de trazas o de cualquier otro tipo de contaminación cruzada.

En nuestro apartado de Productos, podrá filtrar cada categoría, según sus preferencias de búsqueda, incluyendo los posibles alérgenos que pudiera tener cada producto.
Leer más
¿Los productos de la marca SCHARA son libres de Gluten?
Sí, TODOS nuestros productos son libres de GLUTEN.
Leer más
¿Las SCHARA Salchichas llevan proteína de la leche?
Todas nuestras SCHARA Salchichas son libres de proteínas de leche de vaca, así como de cualquier derivado de la leche.

Son aptas para las personas intolerantes y/o alérgicas a la lactosa, a la leche de vaca y a las proteínas derivadas de ello.
Leer más
¿Qué es la tripa natural? ¿Por qué muchas SCHARA Salchichas están embutidas en tripa natural?
La tripa natural es uno de los componentes principales de una salchicha artesanal.

Las salchichas pertenecen a la categoría de elaborados cárnicos embutidos. Tal y como bien indica su nombre, están embutidos. Tradicionalmente, durante siglos, la gran mayoría de productos de charcutería se han embutido en tripa natural (que es comestible). Desde los productos curados hasta los cocidos.
En nuestro país, conocemos todavía hoy esta tradición, puesto que cualquier longaniza, fuet, chorizo y salchicha artesana están embutidos en estos envoltorios naturales que son las tripas.

Normalmente las tripas naturales utilizadas son de diferente origen animal, según el grosor del embutido. Es decir, si la tripa es de cerdo, podremos embutir productos de mayor calibre (diámetro) que si son de cordero, cuyas tripas son más estrechas.

Las gran mayoría de nuestras SCHARA Salchichas están embutidas según este método artesanal. La tripa no confiere ningún tipo de sabor al producto pero sí aporta un gran diferencial en el mordiente (textura). Es por ello que, en las salchichas cocidas, la tripa es un elemento diferenciador de calidad. Gracias a ella, cuando te comes una salchicha embutida artesanalmente en tripa natural, escucharás el inconfundible "KNACK" (crujir de la salchicha) al morder.



Leer más
¿Qué diferencia hay entre el ahumado natural y el ahumado líquido o aroma de humo líquido?
Esta es una pregunta muy frecuente y además un elemento claro diferenciador de calidad de un producto de charcutería.

Tradicionalmente, cualquier producto cárnico que tuviera un tratamiento de ahumación, se colocaba en hornos de leña natural. Así es como a día de hoy, en SCHARA ahumamos todos nuestros productos que pasan por este proceso. Utilizamos siempre un ahumadero con virutas de leña de haya natural que desprende el olor e impregna en su justa medida de aroma los productos.

En la mayoría de industrias este proceso artesanal se ha sustituido por procesos más industriales y económicos a nivel productivo. Para ello se utiliza mucho el humo líquido, que viene a ser una ducha al final del proceso con líquido que desprende aroma a humo. Esto no tiene nada que ver con la artesanía y, aparte de ser más económico es un proceso poco natural. Se trata de aditivos químicos adicionales a añadir en la lista de ingredientes de muchos embutidos en el mercado. En SCHARA, ni nos lo planteamos bajo nuestra política de máxima calidad.